Angustia de encontrarse angosto

Buenos Aires, Argentina. Junio 27, 2021.


Ambas palabras vienen del latín, angustus, que quiere decir estrecho. Son dos palabras fonéticamente similares y sensorialmente también.

Son más los días en los que siento angustia que en los que no. Pero la realidad es que, hasta hace poco, no me daba cuenta. ¿Cómo se siente la angustia? le pregunté a una colega y ella me respondió: “es una presión que no te deja respirar”. Ahí pensé en el estrés, otra palabra que proviene del latín (strictia) y significa comprimido. Al l final, cuando un cuerpo se comprime o se aprieta, resulta estrecho, angosto, angustiado, estresado.

Entonces me pregunté, ¿cuándo he sentido esa estrechez?

La he sentido ciegamente cuando al estar en un recital en campo abierto he llorado sin parar, cuando un lienzo de 2 x2 mts no me alcanza, cuando necesito bocanadas de aire aunque esté en un balcón mirando al horizonte, cuando aún estando sentada mi corazón corre.


“Sentir angostura” o angustia de encontrarse angosto, sí existe. Y sólo al identificarla y darle su valor, se puede trabajar para respirarla, estirarla, expandirla, a través del cuerpo y su movimiento y de la creación a través del arte.



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo